¿Está Usted LISTO para ser Emprendedor?

Por Elena Fawkner

 Créditos de la Fotografía: https://pxhere.com/en/photo/893407

 

Hoy en día, uno de cada diez adultos en los Estados Unidos es un emprendedor. Este fenómeno no está restringido de ninguna manera a América del Norte. El país líder en emprendimiento es Brasil, con uno de cada ocho adultos como emprendedor. Australia no está lejos de los Estados Unidos con uno en doce.

Estos países, Brasil, Estados Unidos y Australia, lideran el camino. Contraste, por ejemplo, Alemania (uno en 25), Reino Unido (uno en 33), Finlandia y Suecia (uno en 50) e Irlanda y Japón (menos de uno en 100). (Fuente: Global Entrepreneurship Monitor).

 

¿Qué es ser un Emprendedor?

El Global Entrepreneurship Monitor definió el espíritu empresarial como "cualquier intento de creación de nuevos negocios o nuevas empresas, como el autoempleo, una nueva organización comercial o la expansión de un negocio existente, por un individuo, un equipo de individuos o una empresa establecida. negocio."

 

Actividad Emprendedora: Una Perspectiva Histórica

El espíritu empresarial es un importante factor que contribuye al bienestar económico de un país, tanto en términos de crecimiento económico como de creación de empleo. Tradicionalmente, la capacidad emprendedora tendía a centrarse en los siguientes cuatro atributos:

 

Iniciativa

El emprendedor toma la iniciativa de reunir los recursos económicos disponibles, el trabajo y el capital para producir una mercancía (ya sea un bien o un servicio) con la esperanza de que dicha producción genere una empresa comercial rentable.

 

Toma de decisiones

El emprendedor toma las decisiones básicas de política comercial para el negocio, estableciendo así el curso de la empresa.

 

Innovación

El emprendedor es un innovador que intenta introducir nuevos productos y nuevas formas de hacer las cosas.

 

Tomador de riesgos

El emprendedor arriesga su tiempo, esfuerzo, reputación comercial y fondos invertidos en la aventura empresarial.



El Empresario Moderno

Hasta hace poco, los atributos anteriores, especialmente la innovación y la asunción de riesgos, fueron los factores dominantes que definieron las características de quienes optaron por convertirse en empresarios.

 

Ahora, sin embargo, con la reducción de personal corporativo como un hecho de la vida, muchos empresarios se encuentran empujados en el papel por defecto.

 

La pregunta para cualquiera que se encuentre involuntariamente en esta posición o que esté pensando en dejar la vida corporativa como empleado para sumergirse en el apasionante mundo de la iniciativa empresarial es si tiene lo que se necesita para tener éxito ... el "toque" en otras palabras. Algunas personas lo hacen, casi naturalmente. Otros simplemente no lo hacen.

 

Si usted es uno de los que simplemente no lo hace, resignate a trabajar para otra persona o cultive en usted las cualidades que comparten los empresarios exitosos.

 

Créalo o no, los empresarios no solo "nacen", algunos se hacen. Bueno, algunos, por supuesto, parecen ser empresarios nacidos en forma natural, pero para el resto de nosotros, las cualidades del emprendimiento definitivamente pueden ser adquiridas mediante el trabajo duro y la aplicación.



Denominadores Comunes

El "denominador común" que enfrentan todos los empresarios son la planificación, las finanzas y la implementación.

 

Planificación

Todos los empresarios se enfrentan al desafío de comenzar un nuevo negocio, ya sea a través de la innovación (inventar algo nuevo o hacer algo de otra manera), encontrar la oportunidad adecuada para ingresar o comprar una franquicia.

 

Cualquiera que sea el camino que elija, implicará una planificación seria.


Financiamiento

A menos que tenga fondos listos a su disposición, conseguir financiación es el próximo gran desafío y no puede intentarse hasta que su plan de negocios esté en marcha.

 

Tendrá que preparar propuestas de financiación y solicitudes de préstamos, capital de riesgo y fondos de inversores ángel.

 

Implementación

Tiempo de reflexionar. Mucha gente piensa que el solo comienzo es la parte difícil, y de hecho, es difícil. Pero donde tropiezan muchas empresas no está en las etapas de planificación y financiación, sino en la implementación de su plan de negocios.

 

No hay certeza acerca de los motivos para que esto suceda. Hay varias hipótesis, incluida la hipótesis de que las ideas, las personas y las personas encargadas de la implementación son dos razas muy diferentes y es muy raro encontrar a una persona que pueda hacer ambas cosas.

Sin embargo, es más probable que el simple hecho de que la implementación requiera una gama tan amplia de habilidades que ninguna persona pueda ser experta en todas ellas.


 

El verdadero desafío y habilidad del emprendedor, entonces, es reconocer lo que haces bien y luego designar empleados o subcontratistas para que hagan el resto.

 

Por supuesto, si tiene un negocio con pocas posibilidades, ¡esto simplemente no es posible!

 

Así que sea brutalmente honesto y objetivo al evaluar sus fortalezas y debilidades particulares ANTES de cobrar en su trabajo diario y su 401K.

 



Las áreas en las que hay que pensar en términos de implementación son las mismas que abarcan una definición amplia de gestión:

 

  • Promoción (marketing y publicidad),
  • Relaciones públicas,
  • Ventas,
  • Recursos humanos (Gestión de los empleados),
  • Comunicaciones,
  • Asuntos legales,
  • Planta y equipo,
  • Gestión de riesgos,
  • Planificación de desastres,
  • Gestión de crisis,
  • Seguridad,
  • Tecnología,
  • Sistemas informáticos,
  • Impuestos,
  • Contabilidad,
  • Finanzas y
  • Mercadeo en Internet.


 

Cualidades Personales

Igualmente importante que los retos comunes compartidos por todos los empresarios son las cualidades personales del emprendedor mismo.

 

Para comenzar a pensar si tiene las capacidades correctas para lograr el éxito de una empresa emprendedora, aquí hay una lista de rasgos de carácter y ética de trabajo comunes a los empresarios exitosos.

 

Aunque no es necesario que lo poseas todos, debe poseer la mayoría:

Pasión

Los empresarios tienen una gran pasión por su idea o concepto, tanto que su trabajo es su juego. Si no le gusta lo que haces, no lo aguantará cuando surjan los desafíos, ya que inevitablemente lo harán.

 

Curiosidad

Los empresarios necesitan entender cómo funcionan las cosas. Ellos hacen muchas preguntas. La curiosidad, por lo tanto, desencadena la innovación.



Esponjas

Los empresarios son esponjas. Devoran información sobre su industria y siempre están al día con las tendencias y tecnologías nuevas y emergentes, no solo en su industria específica sino en industrias estrechamente relacionadas.

 

Este hábito de escanear su entorno es una fuente rica de descubrimiento de nuevas oportunidades.

 

Los empresarios SIEMPRE están buscando nuevos mercados, aplicaciones, productos o giros en un viejo concepto.


Optimismo

Los empresarios piensan en los problemas como oportunidades para mejoras y nuevas ideas.

 

Mirando hacia adelante

Los empresarios nunca están satisfechos con el statu quo y siempre están forjando su futuro proactivamente.

 

Cuidado con el dinero

Los empresarios son cuidadosos con el dinero y tienen una comprensión firme de lo que cuestan las cosas y su valor para el negocio.

 

Esto les permite reconocer una verdadera ganga cuando ven una.

 

 

Empiezan a ganar dinero a una edad temprana:

Los emprendedores generalmente mostraban inclinaciones emprendedoras en su adolescencia en busca de actividades empresariales como cuidar niños, cortar césped y puestos de limonada.

 

 

Competitivo

Los empresarios son naturalmente competitivos y no dejan que la hierba crezca bajo sus pies.

 

 

Consciente del Tiempo

Los emprendedores saben el valor del tiempo y cómo aprovecharlo al máximo.

 

No encontrará empresarios dedicando mucho tiempo a actividades no productivas.

 

Dicho esto, los empresarios generalmente también reconocen el valor del tiempo de inactividad y el tiempo con la familia y tendrán en cuenta estas actividades en su calendario.

 

 

Tomadores de riesgos

Los empresarios no temen asumir riesgos calculados. Por lo general, confían en sus corazonadas y actúan en consecuencia.

 

 

Usualmente solitarios

Los empresarios generalmente prefieren un ambiente de trabajo solitario en lugar de trabajo en equipo.

 

 

Profesional

Los empresarios son profesionales en su enfoque del trabajo. Operan como lo harían en un entorno corporativo y no se dejan distraer por influencias externas.

 

 

Alta energía

Los empresarios tienen un plan y una visión y la trabajan.

 

Los empresarios a menudo también son conscientes de la salud y reconocen que cuanto más en forma estén, mejor funcionarán sus mentes.

 

Entonces, los empresarios tomarán un tiempo de su agenda para ejercitarse y comer bien.


 

Flexible

Los empresarios no son nada si no responden al cambio.

 

A pesar de que aprecian la importancia de tener un plan y trabajar ese plan, se dejan espacio para reaccionar y responder a las oportunidades que pueden revelarse repentinamente.


 

Cultivar espíritu emprendedor

Los empresarios buscan y nutren el espíritu emprendedor de sus empleados y los recompensan en consecuencia.

 

 

Creadores de objetivos

Los emprendedores confían y establecen objetivos a largo plazo, tanto para ellos mismos como para sus empresas.

 

Ven el dinero y la seguridad financiera como una medida de logro y una fuente de paz mental.


 

Persistente

Los empresarios nunca se dan por vencidos. Persisten hasta que tengan éxito.


 

Aprende de los Errores

Los emprendedores aprenden de sus fracasos y los de los demás. El fracaso de un emprendedor no es más que una oportunidad que espera ser descubierta.

 

 

Responsabilidad Personal

Los emprendedores toman la iniciativa y la responsabilidad personal por su éxito o fracaso (que es siempre un estado meramente temporal).


 

Utilización de recursos

Los empresarios utilizan TODOS sus recursos disponibles.

 

 

Compromiso:

Los empresarios no creen en la suerte. Ellos creen firmemente que el éxito y el fracaso se encuentra dentro de su control o influencia personal.



El Futuro del Emprendimiento

Como todos sabemos, cada vez más personas optan por trabajar desde su casa, ya sea a través del teletrabajo o de la gestión de negocios en el hogar.

 

Si bien esta tendencia se ha atribuido comúnmente al crecimiento en el número de mujeres trabajadoras que desean estar en casa para compartir con sus hijos, más de la mitad de las personas que ahora trabajan desde casa son hombres.

 

Un estudio de la Universidad de Purdue concluyó que varios factores parecen favorecer la continuación de las altas tasas de formación de nuevas empresas:

 

1. Mantener altas tasas de cambio (el cambio crea oportunidades para nuevas empresas).

 

2. Crecimiento continuo del sector de servicios (el área de mayor crecimiento para la formación de nuevas empresas).

 

3. Aumento del número de corporaciones virtuales en las que las empresas subcontratan sus funciones, creando oportunidades para los empresarios.

 

4. Clima positivo para creación de pequeñas empresas: una percepción general de que las pequeñas empresas influyen positivamente en el bienestar económico del país, otorgando legitimidad y respeto a los empresarios.

 

5. Crecimiento en oportunidades comerciales internacionales.


Con la tendencia tradicional de empleo corporativo en declive, está surgiendo la tendencia de formar alianzas estratégicas con otras empresas que están estrechamente alineadas con la suya o con alguien que puede agregar valor a su producto.

 

De hecho, los futuristas imaginan un regreso a una vida comunitaria extendida con recursos compartidos, pero las relaciones de vida y laborales individuales con actividades empresariales son la base de estas comunidades.

 

Las alianzas estratégicas son un primer paso en este camino.


 

Por lo tanto, si ha determinado que la iniciativa empresarial es para usted, puede estar seguro de que es parte de la ola del futuro.

 

Pero comprenda lo que le exigirá y si está preparado para dar lo que tomará.

 

El atractivo de la iniciativa empresarial es innegablemente fuerte para muchos, pero asegúrese de hacerlo por las razones correctas.

 

 

Ser miserable en su trabajo no hace automáticamente que comenzar su propio negocio sea la mejor idea del mundo.


De hecho, podría ser la peor razón para entrar en el negocio por usted mismo.



En su lugar, la elección correcta puede ser encontrar otro trabajo en el que no se sienta miserable.



Pero si, teniendo en cuenta todo lo que se ha dicho anteriormente, está convencido de que tiene lo que se necesita, tome al toro por los cuernos y comience a crear algo absolutamente fabuloso.

 

 

Créditos:

Fotografía: https://pxhere.com/en/photo/893407

Traducción: Monica Yaneth Loeb Willes

 


Acerca de la Autora

Elena Fawkner es editora de A Home-Based Business Online ... ideas prácticas de negocios en el hogar, recursos y estrategias para el emprendedor que trabaja desde casa: http://www.ahbbo.com/archives.html

Ingrese su Correo Electrónico:

Entregado por Google FeedBurner